La Pabostría y yo

pabostria69 IMAG0355
El mismo rincón, en 1969 y en 2014

El 7 de agosto de 2013 escribí La mandorla y yo, donde decía que mi abuelo paterno elaboraba pan en la plaza de Santa Marta y que mi abuela materna se ganaba el sueldo en la calle Pabostría, mi favorita de Zaragoza. En octubre de 2014 he averiguado alguna cosa más sobre la relación de mis antepasados con la calle Pabostría (en concreto, mi bisabuelo paterno).

La Pabostría o Prepositura era la hacienda de los bienes temporales (administración económica) de la Comunidad de Canónigos Regulares de San Salvador de Zaragoza, residentes en la Catedral o Seo de San Salvador. Esta catedral se instaló en lo que había sido Mezquita Mayor y fue consagrada en 1119. Hasta entonces y durante la dominación musulmana, las únicas iglesias habían sido la de las Santas Masas (Santa Engracia) y Santa María la Mayor (Nuestra Señora del Pilar). En 1123 se nombra un canónigo Pabostre (“prebost”, “prepósito” o “preboste”) para que administre los bienes de la comunidad de religiosos. En 1274 se dota de casa propia al Prior que la rige (que desde el siglo XVII se llamará del Deán). (http://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/07/71/2lopez.pdf)

IMAG0357  IMAG0359
Calle Pabostría, vista desde las calles Deán y Lucero

La esquina de la actual calle Pabostría frente a la calle Lucero era el emplazamiento del Horno de la Pabostría (nombre anterior de la calle Lucero, porque llevaba hasta él), lugar en el que se cocía el pan de los capitulares de la Seo, dentro del recinto tapiado que rodea los terrenos anexos a la catedral. En ese pequeño recodo se abría una gran puerta con una ventanita a la derecha por la cual mi abuela María Enfedaque, que trabajaba allí, echaba pasteles a mi tía Carmen Diez. Hoy la ventana, que yo conocí, ha desaparecido.

IMAG0358 IMAG0360
Puerta del Horno de la Pabostría y vista hacia la calle Diego Dormer

La historia de los pasteles tiene que ver con estas dos jóvenes nacidas en Alborge (Zaragoza) a principios del siglo XX, cuyas madres eran primas hermanas. Carmen y María, pese a ser primas segundas, se trataban como hermanas. María tuvo tres hijos, una de las cuales, Angelines, fue mi madre. Carmen, por su parte, me acogió en su casa todos los fines de semana de mi infancia.

En 1981 se rodó el cortometraje “La Pabostría” (Carlos Pomarón y Juan José Lombarte), sobre un caballero (Jesús Ferrer) que se siente perseguido por esa misma calle. En 1987 se grabó otro cortometraje, “El Hombre Bobo y el Extraterrestre”, dirigido por mí, que tiene una escena en la calle Pabostría.

El escritor gallego Antón Castro, afincado en Zaragoza, publicó en 2009 el libro de relatos “Fotografías veladas”. Uno de los textos se titula “Pabostría”, hace referencia a la calle que nos ocupa y trata del padre del narrador.

IMAG0361 IMAG0363
Puerta del número 4 y vista hacia la calle del Deán, con la puerta sur de la Seo

Según el Anuario del Comercio, mi bisabuelo paterno José Tausiet era titular de una panadería en la calle Pabostría 4 (junto al palacio de Huarte, actual Archivo Histórico Provincial). En 1884, además, figuraba como propietario de una fábrica de harinas en Pabostría 21 (que sólo puede ser el antiguo horno de la Seo). Y en 1886, se le atribuía un molino de especias en el Arrabal de Zaragoza, además de la fábrica de harinas. En 1887, aparecen de nuevo la panadería y la fábrica de harinas. No tengo ni idea de dónde estaba exactamente el “molino de especias”, ni aparece nombrado en ningún texto a mi alcance. Quizás fue un error de atribución en la guía de 1886.

Lo curioso es que su hijo, Juan Tausiet (mi abuelo paterno), trabajó en un horno de pan en la plaza de Santa Marta 10 (hoy ampliación del bar Marpy), cuyas traseras dan a la calle Pabostría 4. Y más curioso aún, el hecho de que mi bisabuelo paterno fuera el propietario de la empresa donde trabajó mi abuela materna, teniendo en cuenta que mis padres se conocieron sin que sus familias hubieran tenido contacto anterior…

(Todas las fotos son de Antonio Tausiet, octubre de 2014, excepto la primera, procedente de aquí: https://www.flickr.com/photos/zaragozaantigua/15671862768/)

Publicado en Geografía e Historia, Zaragoza | 3 comentarios

Estocolmo y Zaragoza

 

En las imágenes, la Biblioteca de Estocolmo y la Ciudad Escolar Pignatelli de Zaragoza.

Publicado en Zaragoza | Deja un comentario

Colegio de las Vírgenes de Zaragoza

En el libro editado por la Institución Fernando el Católico en 2011 Vista de Zaragoza desde la torre de la Magdalena hacia 1864. La fotografía coloreada en cristal de la colección Cintora, de Pilar Lop Otín, se hace un repaso por 18 edificios que se muestran en la fotografía objeto del estudio del volumen. He detectado una ausencia notable en la selección, que aporto como anexo.

Actualización 8 de octubre de 2014:
Las ganas pudieron con la realidad; Álvaro Capalvo desmiente amablemente en los comentarios que mi “hallazgo” corresponda con el edificio que comento en esta entrada. Lamento la pérdida de tiempo de quienes han leído mi falso documento y mantengo el texto y las imágenes para que conste el error.

Colegio de las Vírgenes

IMAG1761b IMAG1761c

Como escribe María Tausiet en su libro Abracadabra Omnipotens. Magia urbana en Zaragoza en la Edad Moderna (Siglo XXI, 2007), “el llamado Colegio de las Vírgenes, de beatas ursulinas, fue fundado durante el reinado de Carlos I para prestar cobijo a solteras y viudas hidalgas sin voto ni clausura forzosa”. En ese mismo libro, hago constar en el apéndice (coescrito con Luis Miguel Ortego) Zaragoza en la Edad Moderna. Localización de los lugares citados en el texto que el edificio se hallaba “entre las actuales calles de las Vírgenes, Méndez Núñez (antes Torre Nueva) y Jusepe Martínez”; así como que está “ya desaparecido”.

Por otro lado, en mi estudio sobre la calle Méndez Núñez de Zaragoza, escribo: “Entrando a Méndez Núñez desde Alfonso I, a la izquierda encontramos la calle de las Vírgenes, en cuya acera derecha se encontraba el Colegio de las Vírgenes, fundado en 1531, con esquina (y entrada principal) a la actual Méndez Núñez. Era una institución religiosa benéfica que acogía a solteras y viudas de la nobleza. Se clausuró en 1837 y se derribó en 1886“. Sin embargo, en la tesis doctoral de Raquel Cuartero (Mujeres transgresoras. El delito sexual en la Zaragoza de los siglos XVI y XVII, 2013) se hace constar que “finalmente, el antiguo inmueble se derribaría en 1943″.

colegio de las vírgenes

La Gran Enciclopedia Aragonesa nos amplía detalles sobre el Colegio, asegurando que allí se daba hospedaje y rehabilitación de mujeres de “vida equivocada”. Y en el Museo de Zaragoza se conserva un cuadro anónimo de 1570 titulado La Escuela de las Vírgenes, de cuya descripción en la página del Ministerio de Cultura de España aprendemos que “el primitivo Colegio de las Vírgenes estuvo ubicado en la Mantería, cercano al también desaparecido arco de San Roque. Fue en 1585 cuando se trasladó al palacio del s. XVI que se encontraba en la actual calle de las Vírgenes“.

En el plano de Zaragoza de Carlos Casanova de 1734 (que tiene el sur al norte) podemos ver reseñado el Colegio de las Vírgenes, con el número 63:

IMAG1881

Entre 1853 y 1873, el edificio que nos ocupa estuvo ocupado por el teatro Variedades, con capacidad para ochocientos espectadores. Sólo abría para el Pilar y el Carnaval. Podemos ver su planta y nombre en el plano del Ejército de 1869:

IMAG1880

vir virg

Así pues, se trató de un palacio renacentista de los muchos que se levantaban en la ciudad, con un torreón característico, que es el que se reproduce en los dos dibujos que hemos localizado, ambos realizados desde la actual calle del Pino, que une la plaza Sas con Méndez Núñez; y el que se ve en el centro del fragmento de la foto estudiada en el libro referenciado al principio. Como sucede con otros edificios de la imagen, quizás ésta sea la única fotografía conservada del Colegio de las Vírgenes.

Publicado en Geografía e Historia, Zaragoza | 4 comentarios

Miscelánea

Antonio-Saura-Litografia-Cocktail-Party-II

La escena se desarrolla en la calle Méndez Núñez de Zaragoza. Hay varias personas de aspecto chocante, provistas todas de gafas de Google de realidad aumentada. Recorren los bares, las tiendas, los soportales, las replacetas. Buscan, tal vez, lo que es gratis en internet. No se sabe muy bien cómo anda el tiempo: parece que va a llover pero de momento luce un sol radiante. Quizás pronto caigan chuzos de punta, o aparezcan los fantasmas de todos los presidentes de los países de América. Salimos de dudas en unos minutos: lo que se prepara ya está escrito en el Apocalipsis. Basta con que uno de los extraños visitantes pronuncie una palabra proscrita, para que todo el resto prorrumpa en blasfemias y los viandantes se sorprendan poseídos por el baile de San Vito. No hay duda de que Bob Dylan, si no está entre los presentes, sí disfrutaría rimando en una nueva canción los acontecimientos que no se sabe si están sucediendo ya, o están a punto de suceder. Como en una película de Luis Buñuel, o quizás de Walt Disney, o de los dos. Empiezan los discursos. Ahora Zaragoza parece Francia, como cuando en el siglo XVII las gentes iban hablando francés por sus calles. De la calle Libertad surge un Golem, figura mítica judía que recuerda por su uniforme al coronel Gadafi. Varios de los presentes se acercan a la cuchillería de la esquina y se practican el Hara Kiri. ¿Serán necesarios los servicios -cinéfilos servicios- de la incineradora para despejar la calle de cadáveres? Más valdría a todos esos peculiares revolucionarios electrónicos consultar el Libro de buen amor, y dejarse de agitación subversiva negativa. Algo así como lo que hicieron en su día con el humor los Hermanos Marx. Un buen diccionario de mitos no debería dejar de lado esta reunión de gigantes, o al menos de sus sombras. Algo así diría Shakespeare, claro. Un grupo de niños gritones atraviesa sin miedo la barrera de cadáveres, con la indolencia propia de la Pantera Rosa, con la felicidad que inoculaban antaño los Payasos de la Tele. Con la música suave del Padre Abraham y sus Pitufos. Quizás Ramón Gómez de la Serna tendría una castiza apreciación metafórica de estos hechos. Los visitantes futuristas avanzan como discípulos del Marqués de Sade, ajenos a la moral pero firmes en sus convicciones. El humor, siempre el humor: Luis Sánchez Polack, Tip, poco antes de morir, aparecía en televisión arrastrando una cabra para dar las noticias delirantes de la semana. Desde mi helicóptero observo gracias a los prismáticos comprados en Andorra que las cosas son muy similares, abajo en la calle, a las conexiones neuronales de los tarados geniales que rememoro. Ahora mismo recuerdo otro: el mismísimo Víctor Coyote, cantante marginal, a un tiempo arrabalero e intelectual. Todo está ya mudo allá abajo. Regresión del cine al tebeo extinto, a los personajes de narices gordas que publicaba la editorial Bruguera. ¿La masacre ha sido una venganza, como las que protagonizaba Al Pacino en sus mejores películas? Lo que queda es una transformación propia de El Bosco: del jardín de las delicias al infierno. Algo que, en sus mejores tiempos, habría escrito el mismísimo Salvador Dalí, tan mundano y tan extremo. Probablemente todo volverá a su cauce, merced a alguno de los grandes inventos de TBO, y la historia volverá a comenzar, en esa pequeña calle de provincias o en el paraíso, el lugar donde Lilith, la reina de los súcubos, nació para ser expulsada. A caballo, como Don Quijote, nos iremos marchando, que ya se hace tarde, intuyendo nuevos universos, aviones mentales a reacción, directorio de mundos que, si no están en éste, no están.

Koniec.

Publicado en Opinión | 1 comentario

Matar a un político

Artículo de opinión, defendiendo a los políticos y a los funcionarios, por Antonio Tausiet y José María Ballestín Miguel:

Matar a un político

 

Publicado en Opinión, Política | Deja un comentario

Historia del barrio de San José de Zaragoza

Barrio de San José. Una introducción histórica hasta 1973, por José María Ballestín.

Publicado en Geografía e Historia, Zaragoza | Deja un comentario

Yo, el realizador aragonés

Tenía curiosidad por saber qué soy según los observadores externos. Y hoy Soledad Campo, periodista de Heraldo de Aragón, me ha sacado de dudas. Soy “el realizador aragonés”. Es una denominación que me recuerda vagamente a la de “conseguidor”.

El conseguidor, de Famosos con chistera

Viajando de la anécdota a su piso superior, la supuesta noticia, todo esto viene a cuento porque hoy aparece en la prensa local el artículo El misterio sobre las cenizas de Buñuel se reaviva 29 años después de su muerte. Y como yo había escrito al respecto hace poco, me consultaron.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Breve historia del urbanismo en Zaragoza

Ha sido terminada la publicación Breve historia del urbanismo en Zaragoza (Darío Marcos Guinea, 2012). Se trata de un estudio de 87 páginas con abundante documentación gráfica, mucha de la cual está provista (con mucho arte) por el propio autor. En este trabajo se recorre la trayectoria de la ciudad, desde su fundación hasta nuestros días (Salduie, Caesaraugusta, Cesaraugusta, Saraqusta, Saragoça, Çaragoça, Zaragoza) con unos contenidos y acabados exquisitos.

Darío Marcos es estudiante de Arquitectura en la Universidad de La Coruña y demuestra un inaudito conocimiento sobre Zaragoza y su historia. El documento ha sido realizado en el marco de la asignatura Historia de la Arquitectura, impartida por Miguel A. Abelleira.

Recomiendo a los responsables urbanísticos de las distintas administraciones con sede en la antigua Salduie que repasen el resumen que Darío les ha puesto en bandeja, para procurar tener una necesaria visión histórica de la ciudad. Como dice el autor en su texto,

Cualquier estudio del pasado es imprescindible, pues responde a las preguntas que hoy en día nos formulamos al intentar avanzar.

Consultar y/o descargar: Breve historia del urbanismo en Zaragoza  Licencia Creative Commons

 

Publicado en Geografía e Historia, Zaragoza | 2 comentarios

Seguimos sumando peripaseos: Margen izquierda del Ebro

La tenaz inspección rutinaria de caseríos alrededor de Zaragoza que compartimos José María Ballestín y yo continúa ampliando su listado y sus horizontes. Recientemente le ha tocado el turno a las poblaciones de la margen izquierda del Ebro. Se pueden ver los espléndidos reportajes de las dos jornadas empleadas -realizados por Ballestín en su blog Peripaseos- en estos dos enlaces:

M. I. Ebro 1

M. I. Ebro y 2

Ya va quedándonos menos espacio que hollar y hozar. Un intento de ordenación lo voy haciendo aquí.

 

 

Publicado en Geografía e Historia, Zaragoza | 1 comentario

Generosidad de Izquierda Unida

En las últimas elecciones celebradas en España (municipales y autonómicas 2011), el porcentaje de votos de CHA con respecto al total de CHA e IU fue del 57% en Aragón y del 54% en Zaragoza capital, poco más de la mitad. El porcentaje en las elecciones generales de 2008 fue del 64% a favor de CHA, y  con esas cifras anteriores se ha negociado el pacto entre ambas formaciones, que pone como cabeza de lista en Zaragoza y Huesca para las elecciones generales de 2011 a miembros de CHA, y adjudica el 64% del tiempo de ocupación de escaño en Madrid (si se consigue) a la CHA.

Izquierda Unida de Aragón ha pactado con generosidad, creo. Chesús Yuste, de Chunta Aragonesista, si consigue el escaño, debe ser generoso también. Pero por encima de todo, no olvidar que representará a más de 100.000 aragoneses que habrán puesto su ilusión y confianza en los valores de justicia social de la izquierda.

 

Publicado en Política | Deja un comentario